Morelia, Mich., a 15 de agosto de 2019.- El consumo de tabaco en adolescentes es uno de los principales problemas de salud pública en México, por lo que es urgente trabajar en la prevención para evitar que niñas, niños y jóvenes se conviertan en fumadores y sean susceptibles a padecer enfermedades como el cáncer, afirmó la diputada Adriana Hernández Íñiguez.

La legisladora priísta dio a conocer  que alrededor de 74 mil menores de edad fuman a diario, 611 mil son fumadores ocasionales y 25 mil ya tienen una adicción, lo anterior de acuerdo con cifras oficiales de la Comisión Nacional contra las Adicciones (CONADIC).

Hernández Íñiguez alertó de la gravedad del problema al recordar que la Encuesta Nacional de Consumo de Drogas, Tabaco y Alcohol (ENCODAT) 2016-2017, da a conocer que la prevalencia del consumo de tabaco en adolescentes pasó de 6.5 por ciento en 2011, a 4.9 por ciento en 2016. Solo en hombres adolescentes descendió de 10 por ciento en 2011 a 6.7 por ciento en 2016.

“Debemos prevenir para evitar que nuestros jóvenes, nuestras niñas y niños se acerquen al tabaco, para coadyuvar a que tengan una vida saludable y evitar enfermedades como las respiratorias y el cáncer”, afirmó Adriana Hernández, quien añadió que también los legisladores tienen la importante tarea de apoyar con las reformas necesarias que lleven a la disminución del consumo de este producto.

En tal sentido recordó que ella presentó la iniciativa para reformar y adicionar la Ley de Protección de los No Fumadores del Estado de Michoacán de Ocampo, con la que se pretende evitar que se coloquen los cigarrillos en sitios que le permitan al consumidor tomarlos directamente; así como comerciar, vender o distribuir al consumidor final cualquier producto del tabaco por teléfono, correo, internet o cualquier otro medio de comunicación y a través de distribuidores automáticos o máquinas expendedoras.

“La propuesta que presenté en meses pasados tampoco permite distribuir gratuitamente productos de tabaco al público en general o con fines de promoción; ni el comercio, distribución, donación, regalo, venta y suministro de productos del tabaco a menores de edad y en instituciones educativas públicas y privadas de educación básica y media superior, así como fumar en el interior de éstas”, añadió la diputada originaria de La Piedad.

Recordó que la violación a las prohibiciones descritas en la iniciativa acarrearía una sanción consistente en una multa de un mil quinientas hasta seis mil Unidades de Medida y Actualización.

Finalmente, Adriana Hernández hizo un llamado a sus compañeros diputados para seguir trabajando en propuestas que coadyuven a mejorar la salud y la prevención de enfermedades.