Morelia, Michoacán, a 25 de febrero de 2019.- Michoacán es uno de los pocos estados de México que tiene una cultura viva y llena de tradición, “el ejemplo más reciente lo acabamos de tener con la celebración del Año Nuevo Purépecha”, comentó la secretaria de Turismo (Sectur) estatal, Claudia Chávez López.

La titular de Turismo en el Estado, mencionó que en varias comunidades de la Meseta Purépecha se lleva a cabo el carnaval, fiesta previa al inicio de la Cuaresma de gran colorido, donde se mezcla la música, la danza y la gastronomía; hombres y mujeres de diversas edades visten sus trajes típicos, que portan con mucho orgullo, las banderitas y los cascarones multicolores.

El carnaval en la meseta purépecha, un día anterior al Miércoles de Ceniza, se engalana con el colorido de los cascarones, en donde no pueden faltar los toritos que recorren las calles acompañados de música y maringuías (hombres vestidos de mujer).

Esta tradición data desde la llegada de los españoles y la evangelización a la religión católica; el toro es una forma sarcástica de evadirlo y divertirse ya que anteriormente las corridas de toros eran exclusivas para los españoles y la clase alta, por lo que eran prohibidas para los indígenas.

En Uruapan, esta tradición se retomó en el año 2005, por parte de los barrios tradicionales de Uruapan que han hecho famosos sus toros, “El Charandita”, de San Miguel; “El Confetillo” de San Juan Bautista; “El Toro de los Buchones” de San Pedro; “El Toro de los Venteados” de Santo Santiago; “El Toro de la Virgen” de Santa María Magdalena, “El Cebo” del barrio de la Santísima Trinidad; “El toro La Polvareda” de San Francisco y “El Trueno” de San Juan Evangelista, los que hacen un recorrido por las principales calles de la ciudad de Uruapan, para posteriormente concentrarse en la plaza principal donde bailan al son de las orquestas que los acompañan durante todo el recorrido.

En Pichátaro, el Martes de Carnaval se realiza con una fiesta en honor al agua; cada año se realiza en un manantial diferente y, según sea el caso, se invita a participar a la faena a todos aquellos que se abastecen de la misma, como los ganaderos, algunos barrios o todo el pueblo. Por la tarde en la comunidad y durante el camino van jugando y bailando al ritmo del “Torito”, al arribar a la plaza se hace una gran fiesta.

En Charapan, un día antes del Miércoles de Ceniza, se celebra el Carnaval, este día hay vendimias y misas todo el día, por la noche se concentran en la plaza principal con cascarones (de huevo) rellenos de confeti que rompen en las cabezas de las personas, para finalizar con un baile popular.

En Ocumicho, municipio de Charapan, en el martes de carnaval sacan un santo de carrizo y papel con el que bailan al ritmo de la música y, las bandas recorren las calles de la comunidad para posterior a ello concentrarse en los portales y realizar una competencia musical.

Las comunidades de Sevina y Caltzontzin festejan con toritos de petate, juegos pirotécnicos y bailes, su gente inunda las plazas y calles de ambas comunidades con alegría.

Comachuén celebra el carnaval con oficios religiosos, torito de petate, bandas de música y juegos pirotécnicos. Por la noche, el torito ya no tan bravío es sujeto a toreo por las inchanhi formadas en dos filas para impedirle el paso y evitando que no se escape, además los jóvenes y niños se arrojan confeti sobre la cabeza, para concluir la festividad del carnaval, se da un espacio de baile abierto a todo el público asistente.

La Meseta Purépecha es una región indígena del centro occidente de México que se integra por aproximadamente 43 localidades que pertenecen a 11 municipios del estado de Michoacán.